¿Por qué es tan peligroso inhalar el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono (CO) es un gas incoloro, inodoro e insípido que se produce de diferentes formas. Aunque estando al aire libre es inofensivo, si se acumula demasiado CO en un espacio cerrado, puede causar muchos problemas. ¿Quieres saber por qué es tan peligroso inhalar el monóxido de carbono? ¡Sigue leyendo!

A diario, este gas se produce de manera constante. Siendo así, te preguntarás: ¿de dónde proviene el monóxido de carbono? Este emana producto de la combustión de gasolina, madera, propano, carbón y otros combustibles. De igual forma, los aparatos electrónicos y/o los motores con mala ventilación pueden generarlo.

Tomando en cuenta lo anterior, podrás haber notado que incluso en tu hogar puedes encontrar monóxido de carbono ¡Pero tranquilo/a, no te preocupes! El CO sólo es peligroso cuando su concentración es muy elevada. 

Es decir, si a causa de esa alta concentración una persona inhala, a su vez, demasiado de este gas, sufre lo que se conoce como intoxicación por monóxido de carbono. La cual ¡Ojo! sí que es muy peligrosa y puede conducir, incluso, hasta a la muerte.

¿Qué es una intoxicación por monóxido de carbono?

Este fenómeno ocurre cuando los niveles de CO en tu sangre son muy altos. En consecuencia, esos altos niveles dificultan que el oxígeno se transporte correctamente por el corriente sanguíneo, impidiendo, a su vez, que los tejidos se oxigenen de forma eficaz. Debido a ello, y al cabo de unas pocas horas, es posible que algunos tejidos empiecen a morir.

Como puedes ver, los estragos que este gas puede causar en tu cuerpo son bastante graves. Así es, las consecuencias de inhalarlo en cantidades elevadas van desde daño cerebral hasta la muerte. Por ende, es fundamental que si sospechas que tú o alguien más están sufriendo una intoxicación por monóxido de carbono, se dirijan a un hospital lo más pronto posible.

¿Cómo saber si alguien está sufriendo una intoxicación por monóxido de carbono?

La detección del envenenamiento por CO suele ser complicada, pues sus síntomas son similares a los de otras enfermedades. No obstante, es importante salir al aire libre y dirigirse a emergencias rápidamente cuando notes que tienes, o algunos de tus familiares, presenta estos síntomas:

  • Dolor de cabeza sordo.
  • Debilidad.
  • Mareos.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Visión borrosa.
  • Falta de aire.
  • Desorientación.
  • Pérdida del conocimiento.

El envenenamiento por monóxido de carbono es más común de lo que se cree. La mayoría de los casos mortales ocurren porque las víctimas están inconscientes, bien sea porque están borrachos, dormidos o porque inhalan tanto CO que pierden el conocimiento producto de la misma intoxicación.

¿Cómo prevenir una intoxicación por monóxido de carbono?

Tu salud y la de tus seres más cercanos importa, por eso es mejor prevenir que lamentar. Aunque la detección de este tipo de gas es complicada debido a sus características (no tiene olor ni color) puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones para evitar que el CO se acumule en tu hogar.

Instala detectores de monóxido de carbono

En efecto, este dispositivo es sumamente útil para evitar la intoxicación por monóxido de carbono. Puedes utilizar uno o varios detectores de monóxido de carbono en diferentes partes de tu hogar. Es importante que verifiques que no se queden sin baterías. Por otra parte, en caso de que alguna vez suene la alarma, sal de la casa de inmediato y llama a los bomberos o a emergencias.

¡No dejes tu vehículo encendido dentro del garaje!

Aun si la puerta del garaje está abierta, lo recomendable es apagar el coche si se encuentra dentro del garaje. O, en caso de que debas dejarlo encendido, sacar el coche del garaje es lo adecuado.

Asegúrate de que los electrodomésticos y motores que usan combustible tengan una ventilación correcta

Esto incluye artefactos como la calefacción, calderas, parrillas de carbono, calentadores de agua, generadores portátiles, motores de autos y camiones, cocinas a leña, chimeneas, entre otros.

¡Ten cuidado cuando trabajes con solventes en áreas cerradas!

El barniz y los removedores de pintura contienen un solvente llamado “cloruro de metileno” el cual se puede descomponer y generar monóxido de carbono cuando se inhala.

¡Ahora ya sabes por qué es tan peligroso inhalar el monóxido de carbono! En ese sentido, esperamos que en adelante, tomes las precauciones necesarias para reducir el riesgo de una intoxicación. De cualquier forma mantente alerta por si tú o alguien cercano presentan los síntomas y no dejes de compartir esta información los demás para que estén al tanto de los peligros que acarrea inhalar CO.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)