¿Qué hacer cuando se incendia una sartén?

Al momento de cocinar es importante estar atentos y concentrados. Un pequeño despiste y ¡zás! Probablemente surja un accidente, desde una pasta pasada hasta una sartén incendiada. 

El primero, salvo el desagradable momento de tener que comer un pegote sin gracia o pasar por la tediosa labor de realizarla de nuevo no representa ningún inconveniente tan insalvable. 

El segundo sí es algo más delicado, porque puede incluso representar un peligro no solo para nuestra cocina sino también para nuestro hogar todo. Eso sin contar que un accidente de ese tipo terminaría por arruinar uno de los utensilios más necesarios en nuestra cocina como lo es la sartén.

Sin embargo, reconozcámoslo ¿Cuántas veces hemos dejado la sartén calentando y nos hemos ido o descuidado por un momento? Estoy seguro que por lo menos una vez nos ha pasado.

Esta situación suele presentarse, sobre todo, por distracciones tales como una llamada imprevista, la emisión en la tele de nuestro programa favorito, interrupciones frecuentes o atención al mismo tiempo de algún familiar o amigo, así como por querer realizar varias labores al mismo tiempo.

Lo cierto es que un pequeño descuido y hallarás tu sartén ardiendo en fuego. No obstante, una buena forma de prevenir este muy frecuente accidente de cocina es mediante la instalación de un detector de humo, el cual puede marcar la diferencia entre un pequeño descuido, con poca o nula repercusión, o el causar un gran accidente dentro de tu hogar.

Entonces un dispositivo como el detector de humo es una muy buena alternativa de alerta que te permitirá, no sólo salvar tu sartén de un daño irreparable, sino también prevenir peligrosos incendios que pueden ponerte a ti y a tus familiares en gran riesgo. 

¿Cómo apagar de forma segura una sartén?

De cualquier manera ¡No te sientas mal si por accidente la sartén se incendia! Como ya dijimos, este es un accidente muy común que suele ocurrirle hasta a los cocineros más experimentados en su intento de realizar varias tareas a la vez. 

Lo importante en todo caso, es que ante un accidente de este tipo actúes con mucha calma y de forma muy eficaz. Para ello sigue estas instrucciones: 

  • Inicialmente humedece un trapo o paño de los que habitualmente mantienes en la cocina. Utiliza para ello el mismo grifo de tu cocina.
  • Por otra parte, asegúrate de que el paño no haya quedado muy húmedo. Dado que si la sartén contiene aceite, como sabemos este reacciona de forma violenta ante el agua. Entonces podrías causar más bien un desastre mucho mayor. 
  • Una vez compruebes que el paño está debidamente húmedo, tómalo por las puntas, protegiendo tus antebrazos y con mucho cuidado pósalo sobre la sartén. 
  • Seguidamente, debes alejar la sartén usando el paño de la cocina. 
  • Por último, deberás desconectar la cocina, independientemente de que sea a gas o eléctrica.

Trucos para limpiar una sartén quemada

Limpiar una sartén que se incendia es sin duda una tarea molesta, dura y, si se quiere, hasta desagradable ¡Nosotros lo sabemos! Es por esta razón, que te hemos traído unos simples y eficaces trucos para que limpies tu sartén de la manera más sencilla, cómoda pero, sobre todo, efectiva, en caso de que se te haya quemado. 

  1. Utiliza agua caliente y detergente de platos: Este es quizás el truco más usado por todos. Consiste, en agregar agua suficiente para cubrir la superficie quemada, luego añades unas 3 o 4 gotas de detergente y llevas la mezcla al fuego por unos 10 minutos. Después lo dejas reposar por unos 20 minutos y frotas suavemente con una esponja para remover los residuos quemados. 
  2. Vinagre y bicarbonato: Este método consiste en agregar algo de agua a la sartén, también la suficiente para cubrir la superficie quemada. Luego agregas un vaso con vinagre, colocas la sartén a  fuego por 10 minutos. Finalmente agregas dos cucharadas de bicarbonato y listo!
  3. Sal y agua tibia: Esta técnica consiste en agregar a la sartén algo de agua tibia con una cucharada o puñado de sal y dejar reposar por unos 20 minutos.

Es importante resaltar, que antes de realizar cualquiera de los trucos anteriormente mencionados deberás leer las instrucciones para el cuidado de tus utensilios. De esta manera, podrás darle a tu sartén el mejor cuidado posible.  

Son muchas las razones por las que una sartén puede dañarse y perder su capacidad antiadherente. Pero, por lo general se resumen en un mal uso y descuido al cocinar. Así que, te recomendamos usar tu sartén de forma cuidadosa y seguir nuestros consejos en caso de que ocurra algún accidente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)